el cielo en los ojos de mi hijo
y en los de mis abuelas
cielo llamaba mi padre a mi madre
el cielo es el límite, y no lo hay
miro al cielo cuando no entiendo nada
y cuando lo entiendo todo, también
siempre estuvo ahí, pero
un día lo encontré y me lo puse de nombre